10 tips para mejorar mi plan de alimentación

1. Si quieres perder peso de manera inteligente (protegiendo masa muscular y reduciendo porcentaje de grasa) debes tener un plan de alimentación HIPOCALÓRICO, es decir, consumiendo menos calorías de las que necesitas para forzar al cuerpo a utilizar tejido adiposo para completar la energía faltante.

2. Si buscas ganar masa muscular y aumentar peso (aunque es muy factible que en el proceso se gane algo de grasa) debes seguir un plan de alimentación HIPERCALÓRICO, es decir, que cubra tus necesidades energéticas y que aparte de eso sobre – el cometido energético sobrante ayudará en procesos anabólicos (de construcción).

3. Como ves, el punto número 1 es totalmente opuesto al punto número 2 – por eso establece un objetivo para que tu plan sea más EFICIENTE, todos quieren recomposición corporal (más músculo y menos grasa), y en algunos casos puede pasar, pero es mejor ir por un camino a la vez, todos quieren “subir rayados” y son dos procesos opuestos.

4. Es importante conocer tu ingesta energética – si no cuentas calorías/macros, al menos conoce tu dieta – cuantas frutas comes al día, cuántas porciones de proteína, cuantas tazas de arroz – si lo que comes está haciendo que subas de peso (así no sepas cuantas calorías son), quiere decir que estás comiendo más de lo que necesita tu sostenimiento energético (mantenimiento – dieta normocalórica).

5. Lo más importante de un plan de alimentación es que sea SOSTENIBLE – los resultados son pdto. de acciones repetitivas por períodos prolongados – ganar masa o perder grasa no son procesos de “un día para otro”.

6. Si buscas ADAPTARTE a una dieta, fracasarás! Busca un plan de alimentación que se adapte a ti.

7. Periódicamente haz analíticas sobre los principales indicadores de salud – hemograma, glicemia, perfil lipídico, transamina y creatinina – te dirán muchas cosas que puedes pasar por alto en tu alimentación y te ayudarán a tomar decisiones de tu plan de alimentación.

8. No olvides la fibra en tu dieta – 25 a 35 g de fibra al día es un promedio normal.

9. Cuida tu microbiota – probióticos y prebióticos!.

10. Antioxidantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *